vLex en el 250 aniversario del Ilustre Colegio de Abogados de Córdoba

Autor:vLex
 
CONTENIDO

El 21 de noviembre, el Ilustre Colegio de Abogados de Córdoba celebró su 250 aniversario, en un evento que contó más de 500 asistentes y la presencia de importantes personalidades ligadas al derecho y a la justicia, como la vicepresidenta del gobierno en funciones Carmen Calvo o Victoria Ortega, Presidenta del Consejo General de la Abogacía Española y de Unión Profesional. Además del evento del aniversario, el viernes se celebró el pleno del CGAE, coincidiendo con la presencia de los decanos de todos los colegios de España.

José Luis Garrido, el actual decano del colegio, rindió homenaje a los más de 4800 colegiados con los que la institución cuenta en la actualidad y destacó los grandes momentos históricos que el colegio ha vivido como institución al servicio de la ciudadanía. Carmen Calvo, por su parte, destacó la figura del abogado en la sociedad, con una especial mención al papel de la mujer dentro de la profesión. Por su parte, Victoria Ortega destacó la importancia de la institución en la ciudad y en toda Andalucía y su labor en la defensa de los derechos de los más necesitados. El viceconsejero de Justicia, Manuel Alejandro Cardenete, agradeció en su intervención el servicio de asistencia gratuita que ofrece el colegio y, finalmente, el presidente del TSJA, Lorenzo del Río reconoció la labor del colegio en acercar la abogacía a los ciudadanos.

Durante el acto de conmemoración del aniversario, la organización proyectó un emotivo vídeo que resumía los 250 años de la institución y que mencionó a vLex como la más completa base de datos al servicio de sus colegiados. Para nosotros es un gran honor contar con este reconocimiento y estamos muy orgullosos de seguir trabajando por y para el colegio de Córdoba y el resto de colegios de España, ofreciendo día a día las mejores soluciones profesionales para el ejercicio. La velada acabó con el concierto de la Orquesta y Coro de la Catedral de Córdoba en la mezquita, un lugar único e incomparable que puso el broche de oro a las celebraciones.